Salvando limitaciones en la planificación de la investigación clínica.

January 27, 2021

Imprevisibilidad y riesgos

El comienzo de un proyecto de investigación clínica conlleva, en la gran mayoría de los casos, un enorme grado de imprevisibilidad, incertidumbre y riesgos. 

Esta imprevisibilidad, inherente a toda iniciativa en investigación, implica que existen posibilidades de que el proyecto no sea exitoso, entendiendo el “éxito” como la obtención de resultados que, en última instancia, se traduzcan en mejoras de la salud o que arrojen algún tipo de luz en las causalidades y correlaciones de determinados padecimientos. Este es un desenlace normal cuando se investiga y es parte inevitable del proceso de descubrimiento: hipótesis inicial; contrastación; resultado; convalidación, reformulación o descarte total de la hipótesis inicial; y vuelta a repetir el proceso.

Adicionalmente a los riesgos implícitos en la naturaleza de la investigación, existen otros que dependen de la capacidad de planificación y los recursos de que se dispongan para dicha planificación del proyecto. Áreas, pues, en las que podemos influir, y donde destacan obstáculos importantes como los siguientes:  

Falta de datos.

En la planificación de este tipo de proyectos es necesario el uso de datos clínicos ya existentes para determinar el alcance del estudio, qué hospitales van a participar o si el proyecto es siquiera viable. Sin embargo, el acceso a estos datos es lento y complejo, obligando a investigadores y promotores a trabajar con estimaciones o muestras muy limitadas de datos recogidas ad-hoc, incrementando exponencialmente los riesgos asociados al proyecto.

Estimaciones inexactas.

La falta de datos clínicos consultables genera la necesidad de acudir a estimaciones a partir de muestras o de la experiencia de estudios anteriores. Estas estimaciones suelen no corresponderse con la necesidad real del proyecto, por lo que no es poco habitual embarcarse en estudios y ensayos con estimaciones incorrectas acerca de los datos que se pueden obtener en una ventana temporal.

Dificultad para elegir los sites más adecuados.

Las perspectivas que se deben evaluar a la hora de elegir un hospital como participante en un proyecto son múltiples y complejas, yendo desde la disponibilidad de infraestructura física, hasta las cuestiones regulatorias.

Muchos actores involucrados.

En la realización de los estudios de factibilidad que se realizan previamente a concretar el proyecto entero, intervienen muchos actores, que hacen sus mejores estimaciones, a partir de la mejor información disponible y la experiencia pasada. Sin dudas, la perspectiva multidisciplinar resulta enriquecedora, la existencia de información centralizada, exacta y contrastable representaría una enorme ventaja.

Tiempo.

Si se quisiera tener certeza total de los tiempos y procesos necesarios para llevar a cabo un proyecto de investigación clínica, sería necesario llevar a cabo un análisis de factibilidad que demandaría meses. Por supuesto, generando ineficiencias insalvables.

Compass, el producto de IOMED para decidir usando Real World Data.

Ante semejante cantidad de posibles imprevistos, surge la necesidad de controlar lo máximo posible aquéllas áreas en las que se puede disminuir los riesgos.

Con este fin, IOMED lanza Compass, su nueva herramienta de consulta instantánea de Real World Data agregada para mejorar la toma de decisiones en el área de investigación clínica y Market Access.

¿Qué es Compass?

Si quieres saber más sobre qué es Compass, no dudes en contactar con nosotros. Escríbenos a info@iomed.health